Futuro

¿Cómo nos alimentaremos en el futuro?

0 comentarios
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

En los últimos años nuestra relación con la comida ha cambiado en muchos aspectos. La tecnología y los avances científicos aplicados al sector de la alimentación han transformado radicalmente los hábitos y nuestra forma de acceder a la comida: robots que cocinan, aplicaciones que permiten escoger la cena, reservar en un restaurante o monitorizar una dieta.

Hoy nos preguntamos sobre los grandes cambios que determinarán las formas de comer y nuestras opciones dentro de unas décadas: ¿comeremos mejor que hoy?, ¿crearán alimentos funcionales para prevenir enfermedades?, ¿buscaremos un retorno hacia la agricultura sostenible y los platos tradicionales?, ¿podremos imprimir los alimentos? o ¿comeremos insectos en occidente?

tomate-futuro-alimentacion-vegetales

Pixabay

Los avances tecnológicos

La robótica cambió la forma de cocinar facilitando las tareas y después liberando al ser humano de muchas de ellas. En Japón existen robots que cocinan distintos platos mientras te hablan.

El software cada día se instala en más facetas de nuestras vidas, y con la alimentación no iba a ser menos. Google, por ejemplo, ha creado un sistema que permite saber la cantidad calórica de un plato haciendo una fotografía del mismo. Otras empresas están involucradas en desarrollar gadgets para detertar elementos nocivos en los alimentos, tales como pesticidas o metales.

En algunas universidades se están realizando proyectos de innovación enfocados a crear prototipos de impresoras de alimentos. Hoy existen algunos dispositivos que permiten poner ingredientes en unos tubos y dar forma a los platos simples. Quién sabe, tal vez las cocinas del futuro se amueblen con cartuchos de ingredientes y solo tengamos que esperar a que se imprima nuestro plato.

Los envases del futuro serán inteligentes e incluso podrán llegarnos a indicar el estado de conservación del alimento. ¿Te imaginas un envase que cambie de color cuando se ha roto la cadena del frío? ¡Pues ya existe! En el futuro es probable que sean los alimentos inteligentes los que nos den directamente esa información cambiando de color. Ramón Català, investigador del CSIC, sugiere que en el futuro casi todos los alimentos tendrán envases activos. Dice que “el envase habitual es un mero contenedor (…) el envase activo, en cambio, va más allá, actúa con el producto y puede formar parte del sistema de conservación, eliminar olores o ceder moléculas que son necesarias, como un colorante o un antioxidante” y añade que “no tardaremos mucho en ver que, igual que ahora llevan un código de barras, los envases dispondrán de un chip que nos dará mucha más información”.

bocadillo-futuro-alimentacion-saludable

Fuente: pxhere

Nutrigenética y nutrigenómica, ¿hacia una dieta vegetariana?

La concepción de los alimentos ha cambiado mucho en relación con la nutrición y la gastronomía. En el futuro la comida podría adoptar otro significado: el medicinal. Así lo cree Amelia Martí, investigadora de la Universidad de Navarra. “Los alimentos funcionales -gracias al conocimiento del ADN de la persona- ayudarán a su desarrollo, procesos metabólicos y rendimientos físico y cognitivo” explicó a la revista Énfasis Alimentación.

De tal forma, si conocemos las características del genoma de cada persona, es posible contrarrestar muchas enfermedades tomando los alimentos más convenientes.

José María Ordovás, director del Laboratorio de Nutrición y Genómica de la Universidad de Tufts (Boston) declaró a Televisión Española que “si nosotros sabemos qué tipo de alimentación es la más apropiada para nuestras células, podemos naturalmente modificar nuestro destino”. En sus investigaciones científicas el doctor y su equipo demostraron que la dieta mediterránea puede llegar a evitar un ictus o un infarto. La ingesta de cereales, pasta, frutas y verduras, aceite de oliva virgen extra y pescado es muy saludable para prevenir muchas enfermedades. De hecho, la comunidad científica está de acuerdo en que debemos reducir el consumo de carne y alimentos procesados a la vez que comemos más frutas, hortalizas y productos integrales, muy ricos en fitoquímicos. Éstos solo se encuentran en el mundo vegetal y son pura medicina preventiva.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tener una dieta basada en vegetales, aunque exista el consumo de carne. Lamentablemente, tal y como señalan desde Hacer Familia, el 96% de los menores de 18 años no consume las frutas y verduras recomendadas.

frutas-alimentacion-saludable

Fuente: Pixabay

Así mismo Alfredo Martínez, director del Instituto de la Alimentación de la Universidad de Navarra, señala que se han descubierto algunos genes relacionados con la obesidad corporal, lo que hace que a algunas personas les cueste perder peso. Sin embargo, con métodos genómicos se pueden direccionar mejor los tratamientos. En el futuro, las voces procedentes de la ciencia deberán ganar la carrera a las de otros gurús que viven de la industria de las dietas de adelgazamiento, tal y como denuncian algunos expertos. Los usuarios podrán acceder a regímenes personalizados al 100% gracias al avance de las investigaciones científicas y tecnológicas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha identificado 1.900 especies de insectos y arácnidos que son aptas para el consumo humano. Se han consumido por gran parte del mundo desde la Antigüedad y hay quienes apuestan por su consumo generalizado en un futuro, por ser un alimento más aprovechable, con mayor aporte de proteínas que la carne y más sostenible con el medio ambiente en un mundo superpoblado.

No es extraño que dentro de unos años muchas empresas copien la forma de criar y procesar insectos en el Caribe y América Latina para hacerlos más accesibles en el consumo en occidente.

Y tú… ¿incluirías a los insectos en tu dieta?

0 comentarios
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Comentarios

No hay comentarios

Tu comentario

Empleamos cookies y otras tecnologías que permiten su reconocimiento con el fin de mejorar su experiencia online. Al acceder a esta web, consiente a este uso de la manera que se indica en nuestra Política de Cookies